CCJQ

Couleur Café Jazz Quartet (CCJQ) surge como “Cuatro gatos” a principios de 2010 como una formación clásica de jazz (piano, contrabajo, batería y voz), con la idea de acercar este estilo de música al público en general mediante versiones de temas de jazz y de otros temas que, no perteneciendo propiamente a este género, están íntimamente ligados a aquél. Standards de jazz, bossanova, canción francesa, funk, bolero o pop son algunos de los estilos que abarca su repertorio.

Caracterizados por su versatilidad y una personal visión de la música, los componentes de CCJQ tratan así de imprimir un “nuevo aliento” a “viejos sonidos”. Pero, no sólo eso: En su afán de seguir aprendiendo y evolucionando, no dejan de explorar nuevas tendencias y de incorporarlas a su manera de tocar, enriqueciendo sus interpretaciones y haciendo, de este modo, que CCJQ no sea "un cuarteto más de jazz".

Los componentes de Couleur Café son músicos experimentados y con una consolidada carrera profesional, habiendo recorrido gran parte de la geografía española pasando por destacados festivales de jazz (“Jazz en la calle” de Salamanca, “Universijazz” de Valladolid, Festival de Jazz de la Granja de San Ildefonso (Segovia), la “Semana Grande” de Santander, “Puestas de sol” de Palencia, Festival de Jazz de León, “Las Noches de Viriato” de Zamora...), así como por algunos de los locales de jazz más emblemáticos (Café España y Herminio’s Jazz Club de Valladolid; El Corrillo, Salamanca; La Cueva del Jazz, Zamora...). Desde sus inicios, además, el grupo, con base en Salamanca, desarrolla parte de su trabajo dentro de las Redes de Teatro y Circuitos Escénicos de diversas comunidades autónomas, principalmente Castilla y León.

 

Los componentes de CCJQ son:

 

MARISA MARZO (VOZ)

CHEMA CORVO (PIANO)

PANCHO RUANO (CONTRABAJO)

JAVIER BARRAGUÉS (BATERÍA)

 

 

 

PROYECTOS

 

 

 

 

 

CCJQ surge como “Cuatro gatos” a principios de 2010 como una formación clásica de jazz (piano, contrabajo, batería y voz), con la idea de acercar este estilo de música al público en general mediante versiones de temas de jazz y de otros temas que, no perteneciendo propiamente este género, están íntimamente ligados a aquél. Standards de jazz, bossanova, canción francesa, funk, bolero o pop son algunos de los estilos que abarca su repertorio.

 

Caracterizados por su versatilidad y una personal visión de la música, los componentes de CCJQ tratan así de imprimir un “nuevo aliento” a “viejos sonidos”. Pero, no sólo eso: En su afán de seguir aprendiendo y evolucionando, no dejan de explorar nuevas tendencias y de incorporarlas a su manera de tocar, enriqueciendo sus interpretaciones y haciendo, de este modo, que CCJQ no sea "un cuarteto más de jazz".

 

 

 

 

 

 

Si bien la primera película sonora de la historia del cine tuvo como protagonista al jazz en el documental El cantor de jazz (1927), no es menos cierto que éste tuvo que viajar hasta Francia para tener un tratamiento mucho más digno en las pantallas. En los años 30 y 40, Hollywood utilizó el jazz sólo en la comedia musical y en las películas de gangsters. Años después, el jazz sirvió de banda sonora a grandes películas, pero el género tardó en obtener el reconocimiento merecido, hasta la aparición de cintas como Cotton Club (Coppola, 1984), ‘Round midnight (B. Tavernier, 1986), Bird (Clint Eastwood, 1988), Kansas city (Robert Altman, 1996) o Acordes y desacuerdos (Woody Allen, 1996), que pusieron a esta música en su sitio y la abrieron, a su vez, a un gran público.

 

Con este título, CCJQ nos propone un recorrido por la historia del jazz en el cine a través de las películas más emblemáticas y representativas de lo que podríamos llamar este “subgénero”, nacido, como veremos, de la conjunción de estas dos maravillosas artes.

 

 

 

 

 

 

Con "Jazz con Ñ", CCJQ hace una revisión de diversos temas del cancionero español y latino, tratando de aportar frescura y, así, recuperar la esencia que un día les hizo universales y atemporales.